Call Center 24 horas para empresas    (+34) 91 564 05 65

Atención a particulares    (+34) 91 563 76 22



Noticias


Volver al listado general de Noticias

Las redes sociales, aliadas contra estigma de la depresión.

19/11/2021     Fuente: Psiquiatria.com

Adictivas y con un enorme potencial diseminador de fenómenos nocivos, las redes sociales son sin embargo grandes aliadas para combatir estos efectos desde dentro, haciendo de trampolín de campañas o mensajes divulgativos encaminados a desestigmatizar los problemas de salud mental.


El 64% de la población española de entre 16 y 74 años está presente en las redes sociales, con lo que "no es un reducto de la juventud"; la pandemia ha disparado su uso, y la depresión y otros tipos de trastornos relacionados con la salud mental es uno de los temas más recurrentes.

Así lo corrobora Rosa Molina, psiquiatra en el hospital Clínico San Carlos de Madrid y presidenta de la Sección de Neurociencia Clínica de la Asociación Española de neuropsiquiatría, que ha participado en el seminario "COVID-19 & depresión, la tormenta perfecta".

"Las publicaciones que contienen las palabras que estás buscando suelen fomentar comportamientos que provocan daños e incluso la muerte. Si estás pasando por un mal momento, estamos aquí para ayudarte". Es lo que responde Instagram cuando se buscan términos como depresión. Una vez hecha la advertencia, la red social propone cancelar la búsqueda, ver el contenido y obtener ayuda.


Facebook, Twitter, YouTube o TikTok tienen avisos parecidos cuando se buscan esta clase de términos, si bien sólo Instagram y TikTok, con usuarios más jóvenes, bloquean el contenido antes de mostrarlo; Facebook, Twitter y YouTube añaden advertencias, pero los resultados se pueden ver igualmente.


Con estas técnicas se trata de proteger a determinadas audiencias de contenidos sensibles, aunque responden también a un comportamiento que ha ido creciendo en los últimos años: los jóvenes buscan información en las redes sociales sobre enfermedades mentales y malestar psicológico.

Uno de sus problemas principales es que "son muy adictivas, más que el diazepam", dice la doctora. "Las redes sociales entran en las zonas más primitivas de nuestro cerebro, es un flujo inagotable de información e interacciones, con recompensas continuas y que incluyen el factor de novedad ("no sé lo que me voy a encontrar"). Es el mismo mecanismo de las maquinitas", explica la doctora.


También que su enorme potencial amplificador las convierte en el canal idóneo para transmitir bulos y noticias falsas; sin embargo, los profesionales de la salud mental pueden "aprovechar esta herramienta tan potente, que da tanto miedo y vértigo al principio, para difundir mensajes positivos de forma masiva".

www.ipse-psicologia.com/doc/PAE.pdf

Para leer el artículo completo:

https://psiquiatria.com/depresion/las-redes-sociales-aliadas-contra-estigma-de-la-depresion/?target=_selfJfsdkjfsd


www.ipse-psicologia.com utiliza cookies que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos. Más información clicando aquí